VOLVER «

Aportar diversidad y pluralismo al sistema de medios

Viernes 5 de enero de 2018

La Defensoría del Público brinda procesos de capacitación y de acompañamiento a medios para compartir herramientas, definir estrategias. Cada nueva radio es una posibilidad para las audiencias de acceder a más perspectivas, voces y temáticas.

Crear una radio es un proceso complejo. Requiere de la definición de un grupo, de diseñar una estrategia comunicacional y dedicar esfuerzos y recursos a sostenerla. Requiere del compromiso de la comunidad para ser parte de ese nuevo medio. Implica decisiones sobre cada uno de los aspectos del proyecto: desde su identidad y sus objetivos hasta la gestión económica, los espacios de participación, los programas y la música que sonará al aire. Son muchas las comunidades, los grupos, las organizaciones, que se plantean ese desafío. La Defensoría del Público les ofrece acompañamiento para el diseño del proyecto comunicacional y de las estrategias para llevarlo adelante de acuerdo a definiciones propias de cada espacio. El sentido de esta línea de trabajo es acompañar y promover los espacios de ejercicio del derecho a la comunicación.

Desde 2013, la Defensoría estuvo presente en los pasos previos y el lanzamiento de las emisoras indígenas Radio Origen del pueblo diaguita Quilmes en Tucumán; de FM Monte Adentro del pueblo lule vilela en Monte Quemado, Santiago del Estero; de FM Aim Mokoilek del pueblo mocoví en Colonia Dolores, Santa Fe; de FM OCAN del pueblo kolla en Nazareno, Salta; de las radios campesinas FM La Arriera en Chos Malal, Neuquén; FM El Nevado en Punta del Agua, Mendoza; Radio Pueblo en Deán Funes, Córdoba; FM Tierra sin Frontera en el paraje Caubré-i, Misiones; FM Tero en Villa Ocampo, Santa Fe; y la radio socioeducativa El Zorzal del Instituto Superior de Formación Docente N° 13 de Zapala, Neuquén. Desde cada uno de esos estudios de radio, más voces se proyectan en el aire y en los parlantes de sus comunidades.

El eje de las capacitaciones que la Defensoría le propone a estos grupos, comunidades, organizaciones e instituciones está posicionado en el diseño del proyecto comunicacional. Son instancias de encuentro y de debate colectivo para establecer las bases de la futura emisora y para diseñar un plan de acción a corto y mediano plazo. En los cimientos de cada proyecto están su visión y su misión, los objetivos y las estrategias para alcanzarlos, los antecedentes y los caminos recorridos, las características del grupo que lo llevará adelante y de su entorno, las proyecciones y expectativas.

En 2017, estos talleres involucraron a la comunidad mapuche Millain Currical, ubicada en el paraje Huncal de Neuquén; a FM Nahuel Payún de la comunidad mapuche de Junín, provincia de Buenos Aires; a FM Inti Puka de la comunidad comechingón Tulián del Tay Pichin de Cruz del Eje, Córdoba; a FM Ñandereko de la comunidad aborigen Cuape Yayembuate de Calilegua, Jujuy; y a FM Esperanza de la Asociación de Pequeños Productores del Departamento de General Belgrano de Chañar, La Rioja, que saldrá al aire con el impulso del programa ProHuerta del INTA. También están probando sus equipos de transmisión FM Nuestras Voces del Sindicato Unificado de los Trabajadores de la Educación Fueguina (SUTEF) de Río Grande, Tierra del Fuego, y la Biblioteca Popular Osvaldo Bayer de Tecka, Chubut, con el equipamiento gestionado a través de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP). Con FM Newen Curruf de la comunidad mapuche de Pico Truncado, Santa Cruz, se trabajó en vistas al relanzamiento de la radio; y en un encuentro en Aluminé, Neuquén, organizado junto al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) se trabajó con las comunidades mapuches Catalán del paraje Lonco Luán y Currumil del paraje Quillén, que hace pocos meses recibieron su autorización para montar una FM y con la comunidad mapuche Puel, próxima a solicitar su autorización de radio.

Hay más comunidades y organizaciones que en este tiempo empezaron a dar forma a la necesidad y al deseo de contar con medios propios y que recibirán a la Defensoría en 2018: la comunidad aborigen pilagá Qacheyein de Las Lomitas, Formosa; la radio comunitaria La voz de la quebrada de Escoipe y la asociación de comunidades wichí Lakha Honhat de Santa Victoria Este en Salta; FM San Francisco de Valle Grande y Radio Aborigen El Moreno de la comunidad El Angosto de Jujuy. Para estas emisoras es fundamental la posibilidad de acceder a recursos asignados en la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual a través del Fondo de Fomento Concursable de Comunicación Audiovisual (FOMECA) para los medios comunitarios, de frontera y de pueblos originarios. La Defensoría también los asesorará para conocer esos procedimientos y requisitos.

Cada nuevo medio representa la posibilidad de un colectivo, un sector social o una comunidad de expresarse en sus propios términos, de definir sus agendas, sus estéticas y sus interlocutores y compartirla con su comunidad, de construir una forma organizativa y un modelo de gestión propios. Cada nuevo medio amplía las opciones con las que cuentan las audiencias a la hora de elegir qué medios escuchar y de qué modo relacionarse con esos medios. El desafío que asumió la Defensoría del Público es acompañar la creación de nuevos medios y sus reflexiones sobre sí mismos y sobre el vínculo que construyen con sus audiencias, para que las radios por venir sean cada vez más fuertes.

VOLVER «