VOLVER «

La radio abierta como espacio de encuentro con las audiencias

Para profundizar el vínculo que la radio tiene con la comunidad, la Defensoría del Público coordinó un taller con integrantes de El Grito, una emisora comunitaria que se escucha en Traslasierras, Córdoba, desde hace 10 años.

La Defensoría del Público dictó en Córdoba el taller “La radio abierta como espacio de vínculo” junto a los y las integrantes de la radio comunitaria El Grito y algunos de sus oyentes, quienes también se sienten parte del proyecto. El encuentro se propuso contribuir en la organización de una serie de radios abiertas que la emisora planificó para celebrar sus diez años en el aire.

Durante el taller se evaluaron y consideraron distintas alternativas para realizar cuatro radios abiertas en la zona. De esta manera, el colectivo de El Grito  avanzó en el diseño de las actividades que luego implementaron en las plazas de Los Hornillos, Nono, Las Rosas y Mina Clavero, donde acompañaron la Marcha de la gorra, una movilización contra la violencia institucional.

El Grito es una referencia obligada de la comunicación comunitaria de Córdoba. Se escucha en la región de Traslasierras y es gestionada por un grupo que combina integrantes con amplia experiencia en el ámbito de la radio y la comunicación y también participantes nuevos. El estudio de la radio se encuentra en la localidad de Los Hornillos, en el espacio de un centro cultural donde funciona también una editorial y una panadería artesanal.

Dinámicas lúdicas, trabajo grupal y discusiones en ronda, mientras circulaban el mate y las risas, fueron el escenario donde surgió la iniciativa de El Grito para hacer cada vez más profundo su vínculo con la comunidad a la que pertenece.

VOLVER «

Galería de imágenes