VOLVER «

Preocupación de las audiencias por la libertad de expresión y el pluralismo informativo

Viernes 29 de junio de 2018

La Defensoría del Público recibió reclamos por los despidos en la Agencia de Noticias estatal TÉLAM y expresa su preocupación por la situación de los medios audiovisuales del país.

La Defensoría del Público recibió reclamos desde distintos puntos del país sobre medidas que afectan a los medios públicos y, en particular, sus derechos como audiencias. Los despidos en la Agencia de Noticias estatal TÉLAM también formaron parte de esos reclamos. “Por medio de esta agencia pública otros medios acceden a informaciones que los medios comerciales no suelen cubrir, especialmente los que tienen que ver con la actividad pública, las informaciones comunitarias, la realidad de las provincias, desde una perspectiva federal y con criterios periodísticos que no tienen que ver con vender noticia. Los despidos atentan contra mi derecho a la información”, describe una persona, que presentó su reclamo desde la Ciudad de Buenos Aires.

Decisiones como la adoptada por la conducción de la agencia TÉLAM afectan el derecho a recibir información, a la diversidad y el pluralismo informativo. Los despidos afectan la libertad de expresión de las y los trabajadores y, como consecuencia, el acceso a la información de las audiencias de radio y televisión que reciben sus producciones a través de todos los servicios de comunicación audiovisual del país.

A partir de los reclamos recibidos, el organismo da cuenta que lo ocurrido en TÉLAM forma parte de una serie de medidas que vulneran los derechos comunicacionales de la ciudadanía. Por ejemplo, en una presentación realizada desde la provincia de Neuquén se hace referencia al levantamiento, control de contenidos y censura previa en las emisoras locales de Radio Nacional. Dice el reclamo: “Se está afectado el derecho a la información porque hay una mirada parcializada de la realidad” y agrega que “el Senado de la Nación sancionó una declaración donde expresa su profunda preocupación y repudio ante las graves denuncias de censura realizadas por periodistas de Radio Nacional Neuquén”.

Las presentaciones de las audiencias también hacen mención a la disminución de contenidos en la programación de las emisoras filiales de Radio Nacional en las distintas provincias argentinas. Estas emisoras cuentan con una señal AM y otra FM para atender diferentes necesidades y demandas de las audiencias de cada comunidad. Desde 2017 se destina la señal FM para reproducir la programación generada desde la Ciudad de Buenos Aires.

“Esta situación significa una pérdida tanto en términos de contenidos locales como de servicios comunitarios necesarios para la población”, manifiesta el reclamo recibido desde la Ciudad de Buenos Aires. Además, agrega que la continuidad de esta situación en las programaciones “tiende a lesionar los derechos de las audiencias de esas provincias así como reducir los niveles de diversidad y pluralismo en esos territorios, y por lo tanto se ven afectados los derechos de las audiencias”.

La situación relatada por una oyente de Radio Nacional Zapala no difiere: “la desaparición en la grilla radial de contenidos informativos y periodísticos para ser suplantados por largas horas musicales enmascaran y disimulan la falta de trabajadores” y agrega que “hay vaciamiento de programación, grillas radiales empobrecidas en contenidos informativos, despidos y precarización de las condiciones laborales”.

La Defensoría del Público manifiesta su preocupación y destaca que los servicios de comunicación públicos cumplen una función central en nuestra sociedad donde gran parte de la ciudadanía elige informarse a través de ellos. A la vez que señala que la información que brindan los medios públicos es la única disponible para amplios sectores de la población del país.

VOLVER «