VOLVER «

Salud mental, comunicación y derechos humanos

Viernes 1 de diciembre de 2017

La Defensoría del Público acompaña espacios e iniciativas que promueven la libertad de expresión, el derecho a la comunicación y el derecho a la salud mental en sintonía con el paradigma que concibe a las personas con padecimiento mental como sujetos de derechos.

Desde una perspectiva de derechos sustentada en el marco legal que proponen la Ley de Salud Mental y la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, La Defensoría del Público promueve el debate permanente para contribuir a la inclusión de la salud mental en los medios audiovisuales de forma propositiva y respetuosa. Además de acompañar instancias de formación para que las personas usuarias de servicios de salud mental puedan ejercer su derecho a la comunicación.

El punto de partida de esta línea de trabajo surgió como respuesta a la inquietud de integrantes de la Coalición por una Comunicación Democrática y a la demanda de las audiencias de la radio y la televisión sobre la cobertura mediática de la salud mental. En ese contexto, la Defensoría del Público reunió a representantes de organismos públicos, organizaciones de la sociedad civil y a trabajadores y trabajadoras de medios audiovisuales para reflexionar sobre el tema. Con este objetivo, se realizaron mesas de trabajo en distintos puntos del país en las que se compartieron diagnósticos y análisis sobre la visibilidad y el enfoque de la temática en la radio y la televisión.

Fruto de estos encuentros nació la Guía para el Tratamiento Responsable de la Salud Mental, una herramienta para facilitar la producción audiovisual que comunique la salud y la prevención desde una perspectiva que respeta los derechos de las personas vinculadas directa o indirectamente con el tema.

Este recurso también se convirtió en un punto de partida orientador de charlastalleres y otras actividades de capacitación en diversos espacios de salud mental y comunicación. En estos dispositivos, las personas usuarias y coordinadoras producen contenidos audiovisuales como un modo de ejercer su derecho a la comunicación y ponen en acto su autonomía para definir formatos, temáticas y roles dentro del proceso de gestión, producción y realización audiovisual.

Una de esas experiencias se desarrolló con participantes del  hospital de día de salud mental del Hospital Posadas, en El Palomar, provincia de Buenos Aires. Norma Fantini, coordinadora del servicio, considera que la actividad de capacitación sobre radio y derechos comunicacionales coordinada por la Defensoría del Público “es un aporte fundamental para este trabajo que nosotros venimos haciendo desde hace 26 años”.

“El cruce entre comunicación y salud nos dio la posibilidad de que un espacio de radio se transforme en un dispositivo clínico”, aportaron los talleristas de La Bisagra, la radio abierta del Hospital Escuela de Salud Mental de Paraná, de Entre Ríos. El equipo del área de comunicación del hospital participó de distintos encuentros de capacitación y reflexión sobre el derecho a la comunicación y su vínculo con la salud mental coordinados por la Defensoría. Y expresaron: “Trabajar desde la comunicación en el campo de salud implica el empoderamiento de uno de los sectores más marginados y vulnerados a lo largo de la historia: las personas usuarias de los servicios de salud mental y su reconocimiento como sujetos de derecho”.

En Trenque Lauquen, provincia de Buenos Aires, también valoraron positivamente los espacios de aprendizaje y discusión que propone el organismo. “A partir del taller de radio se observó en los pibes que comienzan a apropiarse de sus derechos, crean pensamiento crítico, cambian la visión de lo que es la salud, la enfermedad y la discapacidad, logran empoderarse y tener más participación”, dijo Ailín Barbero Rojas, una de las coordinadoras del espacio de radio Yo tengo mi palabra, un dispositivo de atención a la salud mental comunitario que nace a partir de la necesidad de las y los residentes del Hogar Cümen-Che.

“Queremos una salud mental comunitaria, colectiva y territorial acompañada de una comunicación democrática, alternativa y popular, lejos del encierro y lejos del silencio, porque la salud mental está en los derechos y porque queremos que se escuche nuestra voz”, dijeron Sol del Carpio y Solana Yoma, coordinadoras de Radio Los Inestables de Córdoba que aportaron la perspectiva que subyace a los encuentros y talleres compartidos con el organismo.

La Ley de Salud Mental concibe a las personas con padecimiento mental como sujetos de derecho de acuerdo a estándares internacionales en derechos humanos y no como objetos de asistencia, tutela y protección. Por su parte, la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual promueve el derecho a la comunicación y destaca que los medios deben evitar la discriminación basada en la presencia de discapacidades, velar por la normativa existente en materia de salud y procurar el respeto de los derechos en los medios. En sus principios, y a través de su articulado, la Ley impulsa también la posibilidad de que todas las personas y sectores sociales puedan expresarse a través de los medios de comunicación audiovisual.

A partir de esta perspectiva y marco legal, la Defensoría del Público diseña y pone en marcha propuestas de formación y acompañamiento junto a experiencias que trabajan en la expansión del paradigma de derechos y a proyectos comunicacionales que vinculan la salud mental, los medios audiovisuales y las audiencias.

VOLVER «