VOLVER «

Preocupación por el editorial de La Nación “Niñas madres con mayúscula”

Martes 5 de febrero de 2019

Luego de los numerosos reclamos ingresados en el organismo, la Defensoría del Público recuerda que tiene competencia sobre la actividad realizada por la radio y la televisión, cuestiona la nota y enumera una serie de recomendaciones.

En función de la preocupación de las audiencias recibida por la Defensoría del Público vinculada sobre el editorial periodístico titulado “Niñas madres con mayúsculas”, publicado a través de la plataforma web de La Nación, el organismo detalla que, si bien repudia dicha nota, tiene competencia exclusiva sobre la actividad realizada por los servicios de comunicación audiovisual (radio y televisión).

Hasta hoy, la Defensoría del Público recibió 298 denuncias y reclamos por lo que recuerda las pautas adoptadas en relación con el tratamiento responsable de las situaciones de abuso contra niñas en los medios audiovisuales. A continuación se transcriben una serie de recomendaciones:

1. Llevar a cabo una cobertura respetuosa de derechos antes que una mediatización sensacionalista y espectacularizante de lo sucedido. Ello se logra con una construcción de una cobertura responsable y respetuosa de los derechos a través de todos los elementos que integran la cobertura audiovisual, tanto en informes como en presentaciones en el piso o en móvil de exteriores.

2. No difundir información que permita identificar a las víctimas, dado que la exposición puede comprometer sus derechos.

3. Evitar, además de la estigmatización de las víctimas, la de sus entornos y ámbitos de pertenencia.

4. Eludir cualquier afirmación que tienda a culpabilizar o responsabilizar a las víctimas y deslegitimar sus demandas.

5. Recordar la necesidad imperiosa de respetar la vida privada de las personas, en particular la de niños, niñas y adolescentes.

6. Elaborar abordajes respetuosos de la situación que atraviesan víctimas y familiares.

Para ello es importante:

  • Procurar un abordaje riguroso, no basado en conjeturas o supuestos, sino en fuentes pertinentes y especializadas.
  • Procurar que los y las profesionales especializados consultados para tratar casos de violencia sexual garanticen el respeto de los derechos de niños o niñas víctimas.
  • Brindar información orientadora y preventiva que ayude a la población a abordar la problemática, mecanismos de denuncia y asistencia (Línea 144 para todo el país, las 24 hs. y Línea 137 en C.A.B.A. y Misiones, las 24 hs.) y en caso de violencia el 911. Contextualizar las problemáticas, a fin de contribuir a la comprensión social y al desarrollo de estrategias de prevención.

Estas recomendaciones surgen de los preceptos de la Convención sobre los Derechos del Niño, la Ley 26.061 de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes y de la Ley 26.522, de Servicios de Comunicación Audiovisual, de acuerdo con las cuales las coberturas deben respetar:

a) El derecho al interés superior.

b) El derecho a la dignidad y a la integridad personal.

c) El derecho a la vida privada e intimidad familiar.

d) El derecho a la dignidad.

e) El derecho a opinar y ser oído.

Esta recomendación alude a niñas, niños y adolescentes en tanto protagonistas de los casos como así también en calidad de audiencias de los servicios de comunicación audiovisual. La protección de los derechos de la niñez en los medios audiovisuales, así como la cobertura periodística de las temáticas que las y los involucran, son las principales preocupaciones de las audiencias del público de la radio y de la televisión. Por este motivo, la Defensoría del Público tiene entre sus principales objetivos promover el respeto por los derechos de niñas, niños y adolescentes.

Para más información sobre la problemática específica puede consultarse el siguiente documento de Unicef Argentina.

VOLVER «