VOLVER «

El Hospital Neuropsiquiátrico Dr. Luis Ellerman de Rosario del Tala convocó a la Defensoría

Miércoles 19 de julio de 2017

Fue para coordinar una actividad para profundizar sobre los derechos comunicacionales como audiencias de radio y televisión y para reflexionar sobre la gestión de una radio comunitaria

El Hospital Neuropsiquiátrico Dr. Luis Ellerman de Rosario del Tala convocó a la Defensoría del Público para coordinar una actividad con diversas organizaciones sobre sus derechos comunicacionales como audiencias de radio y televisión y reflexionar sobre la posibilidad de gestionar una radio comunitaria.

En la platea del Teatro Mónica Pesse se reunieron agentes de salud, coordinadoras de organizaciones no gubernamentales que se especializan en temáticas de discapacidad, estudiantes del profesorado de educación especial, de escuelas primarias y secundarias, profesores de artes visuales, trabajadoras y trabajadores de la salud mental, integrantes de asociaciones de alcohólicos anónimos y de partidos políticos: conocieron los alcances de la Defensoría del Público y el marco regulatorio vigente para los servicios de comunicación audiovisual y para el ejercicio del derecho a la comunicación.

La actividad, coordinada por Sofía Hammoe, de la Dirección de Capacitación y Promoción del organismo, consistió en la realización de un diagnóstico de la situación de los medios audiovisuales de la ciudad y las necesidades que precisan ser cubiertas. “Casi no hay producción de medios locales, la mayoría de las radios son comerciales y difunden contenidos de medios de Buenos Aires o  de Paraná”, comentaron.

Luego de analizar el contexto, los grupos de trabajo trazaron los objetivos que debería cumplir la radio comunitaria y los temas que pretenden abordar a través de la programación. Además, reflexionaron sobre la organización y la sustentabilidad del futuro medio. Entre las y los asistentes hubo acuerdos en la necesidad de crear un espacio comunicacional de inclusión, donde estén presentes las capacidades de las personas, organizaciones e instituciones de la ciudad y las demandas que respondan a la realidad local.

En el momento del cierre del taller, una de las participantes esbozó una conclusión y un deseo sobre el funcionamiento de la radio comunitaria: “La información es un derecho, no es mercancía, nuestra radio no puede seguir la lógica del mercado”.

VOLVER «