VOLVER «

FM Ñandereko proyecta sus primeros pasos

Martes 7 de noviembre de 2017

La Defensoría del Público trabaja en Calilegua, Jujuy, con comunidades de la nación guaraní sobre el diseño comunicacional de la futura emisora indígena.

“La radio puede ayudarnos a visibilizar lo que está invisibilizado, nuestra identidad, nuestra cultura. Nos permite reencontrarnos con nuestra familia cultural y levantarnos como nación”. Con estas palabras Jacinto Aceri, responsable del área de comunicación del Consejo Continental de la Nación Guaraní, dio la bienvenida al espacio de trabajo junto a la Defensoría del Público en la localidad jujeña de Calilegua.

La capacitación a cargo de Sebastián Janeiro, integrante de la Dirección de Capacitación y Promoción de la Defensoría, propuso trabajar la noción de la comunicación como campo de construcción de sentidos y como derecho humano para desde allí diseñar de manera colectiva y participativa el proyecto de la futura emisora indígena autorizada a la comunidad Cuape Yayembueate del pueblo guaraní.

Marcelo Cuellar, morubicha de la comunidad y CPI del pueblo guaraní en la provincia, destacó que la radio posibilitará “hablar con nuestra propia lengua y nuestra propia cosmovisión”. Ante la pregunta de cómo debería ser FM Ñanderko las y los participantes compartieron que “el gran problema que tenemos es no saber escucharnos. Cuando se tenga la radio ese será el desafío”. Así, la radio se sueña como aquel proyecto protagonizado por las numerosas comunidades guaraníes y ava guaraníes de Jujuy y Salta alrededor de la ruta nacional 34.

La segunda radio del pueblo guaraní se sueña también como un espacio de práctica de las y los estudiantes y egresados de la Tecnicatura Superior en Comunicación Intercultural del Instituto de Educación Superior Intercultural de Calilegua.

Al finalizar el encuentro, Jacinto tomó nuevamente la palabra: “hay que trabajar para sensibilizar a las autoridades, morubichas, de nuestras comunidades acerca de la importancia de la radio, de la comunicación. Su apoyo y acompañamiento resulta fundamental”.

VOLVER «