VOLVER «

Jóvenes y medios: representaciones y producciones

Martes 8 de agosto de 2017

“Somos jóvenes que queremos aprender y que nos escuchen”, dijeron chicas y chicos de distintas sedes del Programa Envión del Municipio de Merlo, Buenos Aires, en un ciclo de talleres promocionales sobre derecho a la comunicación coordinado por la Defensoría del Público.

La Defensoría del Público coordinó una serie de encuentros de formación en cinco sedes del Programa Envión del municipio bonaerense de Merlo: Santa Marta, Merlo Norte, Martín Fierro, Arco Iris y Ferrari. Allí, más de 90 jóvenes participaron del ciclo La Defensoría va al barrio, una invitación a reflexionar sobre  sus derechos como audiencias de radio y televisión y a producir relatos propios sobre su barrio. Las actividades surgieron a partir de una invitación de la Dirección de Derechos Humanos del municipio.

Además, en la organización Una Estrellita llamada Ariel se realizaron encuentros con niños y niñas en el estudio móvil. Allí se registraron las voces infantiles que narraron al micrófono sus noticias mientras que los y las jóvenes participantes de la murga de la institución colaboraron en la producción de spots de difusión de sus actividades artísticas y culturales.

En los encuentros realizados en cada una de las sedes de Envión donde concurren adolescentes y jóvenes, la Defensoría del Público dio a conocer sus misiones y funciones y la tarea que desarrolla para promover los derechos comunicacionales de la niñez y la juventud. Además, se compartieron producciones realizadas por jóvenes de todo el país, materiales audiovisuales sobre vulneraciones de derechos comunicacionales y casos resueltos por el organismo.

A partir del intercambio con las chicas y los chicos se generó un espacio de reflexión sobre el modo en que los medios de comunicación representan a las personas jóvenes que habitan los barrios del conurbano bonaerense. De este modo, los grupos manifestaron su interés por narrar con voz propia las actividades que realizan diariamente en sus barrios y que “no salen en ningún lado, pero es lo que somos. No lo que otros dicen que hacemos, nosotros no somos malos, somos jóvenes que queremos aprender y que nos escuchen”, comentaron.

Esta iniciativa de la Defensoría del Público continúa su recorrido por Merlo en pos de promover reflexiones críticas en torno a los contenidos que circulan en la televisión y en la radio y propiciar la elaboración de producciones audiovisuales protagonizadas por los y las jóvenes.

VOLVER «