VOLVER «

Derecho a la comunicación, accesibilidad e inclusión en escuelas secundarias

Jueves 15 de noviembre de 2018

Más de 400 jóvenes de escuelas secundarias inclusivas de Rosario, en Santa Fe, participaron de actividades con la Defensoría del Público.

Con la intención de que las y los jóvenes conozcan sus derechos como audiencias de medios audiovisuales e identifiquen a la accesibilidad como una de las formas de ejercerlos plenamente y en condiciones de igualdad, la Defensoría del Público llevó adelante actividades en escuelas secundarias de Rosario, Villa Gobernador Gálvez, Pavón Arriba y Granadero Baigorria.

Las instituciones están nucleadas en un proyecto inclusivo creado por el Instituto Rosarino de Audición y Lenguaje (IRAL) N° 1303 que se propone la inclusión de jóvenes sordos a la escolaridad común. Lo hace a través del rol de docentes integradores e integradoras como mediadores lingüísticos y con la implementación de talleres organizados con quienes dirigen las instituciones, tutores y estudiantes del nivel  secundario.

En este marco, IRAL se sumó a la propuesta de la Defensoría del Público junto a las escuelas secundarias inclusivas privadas Da Vinci, Del Valle y el colegio Integral Fisherton N° 8223. También formaron parte de esta línea de actividades las Escuelas de Educación Secundaria Orientada (EESO) de carácter oficial  como la N° 321 de Pavón Arriba, la N° 422 de Granadero Baigorria y la N° 632 de Rosario.

Los talleres diseñados por el organismo fueron coordinadas por Carolina Gálvez, integrante de la Dirección de Capacitación y Promoción de la Defensoría. La comunicación audiovisual, los derechos de las personas con discapacidad y las herramientas para garantizar la accesibilidad fueron temas centrales en los encuentros.

Además, se intercambiaron opiniones, ideas y experiencias sobre las barreras comunicacionales en la vida cotidiana. “Me molesta que sólo pongan intérprete de lengua de señas cuando hay un discurso político. Pienso que el intérprete debería estar durante toda la programación, es importante que todos podamos entender lo que dice la televisión”, comentó una estudiante.

Luego de las actividades, Emilce Pajón, docente integradora de IRAL, agradeció los talleres realizados por la Defensoría del Público: “Los jóvenes pudieron reflexionar sobre la inclusión social y conocer sus derechos comunicacionales”. Y agregó: “Los encuentros fueron enriquecedores porque permitieron pensar en la inclusión como una necesidad y un derecho dentro de las escuelas y la sociedad”.

VOLVER «